martes, 24 de febrero de 2015

Heridas por Armas de Fuego: Transfusiones sanguíneas



Transfusiones sanguíneas

Dentro de las causas y como elemento final de la  muerte producida por heridas por armas de fuego es importante destacar que en muchos casos se produce una pérdida importante de sangre, de allí la importancia de conocer la cantidad mínima de volemia que el organismo necesita y puede cubrir los requerimientos y poder suministrar de nutrientes, agua y oxígeno a los tejidos.

La sangre es un fluido vital para conservar la vida es por ello que toda pérdida importante de la misma debe ser sustituida a la brevedad posible por medio de las transfusiones o inicialmente por medio del impedimento o minimización de la cantidad perdida por medio de los métodos de hemostasia.

La transfusión de sangre es la transferencia de sangre o un componente sanguíneo de una persona (donante) a otra (receptor). Hoy día se salvan  cientos de miles de vidas diariamente.

  Donación de sangre

Mediante la donación de sangre se pretende cubrir las necesidades de transfusión que necesitan las personas. La donación es realizada principalmente por voluntarios o familiares de los enfermos. Los países desarrollados suelen contar con un sistema que controla las donaciones a través de los  bancos de sangre. 

La sangre se extrae por medio de una punción en el brazo y se trata para impedir su coagulación, posteriormente la sangre se separa en sus componentes principales, plasma, plaquetas y glóbulos rojos. 

La sangre de los donantes es posteriormente 
analizada, pasando un exhaustivo control que incluye numerosas pruebas para detectar los principales virus que puede contener la sangre, como: pruebas para la detección de anticuerpos irregulares, pruebas de serología infecciosa, pruebas para medir el nivel de transaminasas  y prueba del NAT.

Características de cada grupo sanguíneo

Para realizar transfusiones, deben tomarse medidas para asegurar la compatibilidad de los grupos sanguíneos  del donante y el receptor, para evitar reacciones hemolíticas  potencialmente fatales.

Es imprescindible realizar pruebas cruzadas entre la sangre de donante y la del receptor, para descartar la existencia de anticuerpos en el receptor contra eritrocitos del donante.


En el Curso de Heridas por Proyectiles (Armas de Fuego) se hará una explicación detallada de los parámetros a tomar en cuenta para la administración de soluciones parenterales y/o transfusiones sanguíneas.





viernes, 13 de febrero de 2015

GUÍAS DE VETERINARIA



GUÍAS DE COLECCIÓN EN ESPIRAL DE PRIMEROS AUXILIOS Y CUIDADO ANIMAL

Fecha de disponibilidad (Venta)      Número de páginas           Precio

Mayo 2015   Ganado Porcino

Julio  2015    Ganado Vacuno 

Sept. 2015    Aves Gallináceas (Codorniz)

Nov.  2015    Ganado Caprino y Ovino

Mayor información (0241) 871-96-56   Cel. 0416-735.36.21





jueves, 15 de enero de 2015

SERVICIO PÚBLICO: MASCOTAS PARA ADOPTAR


B.R.E.A. INFORMA


Con la finalidad de facilitar la disponibilidad de un hogar digno para animales en situación de calle o en abandono ponemos a la disposición  el siguiente espacio para publicar cualquier animal que se ofrezca en adopción (NO VENTA).

Para tal fin comuníquese con nosotros a través del Cel. 0416-735.36.21 (se agradece no enviar mensajes). E-mail: carlosescalonamartínez@hotmail.com

Se verificará el origen y características de la mascota y luego se publicará la foto con el número de teléfono.

Nos reservamos el derecho de no publicar en nuestra página información de procedencia poco clara que pueda desvirtuar el objetivo de la misma.





domingo, 28 de diciembre de 2014

CURSO DE HERIDAS POR PROYECTILES (Armas de Fuego)





 FAVOR LLAMAR ANTES DE EFECTUAR SU DEPÓSITO O TRANSFERENCIA PARA VERIFICAR DISPONIBILIDAD DE CUPOS. Gracias


CURSO DE HERIDAS POR PROYECTILES (ARMAS DE FUEGO)

Contenido



-Repaso de Anatomía, Neuroanatomía y Fisiología Humana.

-Calibres de proyectiles de armas fuego.

-Trayectoria de los proyectiles y leyes de la física que los rigen.

-Lesiones anatómicas según calibre del proyectil.

-Manejo Ambulatorio y Hospitalario.


Fecha: Sábado 18 de julio 2015 

Lugar: Sede Central de los Bomberos de Valencia (Zona industrial, vía aeropuerto)


Precio del curso: BsF. 850 + IVA 102 = 952 (Se entregará factura fiscal)


Horario: 9:00 am - 4:00 pm.


CUPO LIMITADO 15 PERSONAS


SÓLO PARA MAYORES DE 18 AÑOS


Incluye:


-Curso (8 horas)


-Refrigerio

-Material de apoyo (guía/espiral)

-Certificado

Mayor información: (0241) 871-96-56   Cel. 0416-735.36.21  (se agradece no enviar mensajes)   



La inscripción puede realizarse por medio de depósito o transferencia a la Cta. Corriente BOD N° 01-16-00-14-01-00-04-80-99-70  a nombre de: Carlos Escalona CI.  7.058.382    e-mail: carlosescalonamartínez@hotmail.com

CURSO HERIDAS POR PROYECTILES (Armas de Fuego)

La escopeta diseñada para descargar varios proyectiles (pequeñas balas, municiones conocidas como perdigones) en cada disparo.
Se trata de un tipo de arma ligera utilizada sobre todo en caza menor, en particular para aves, conejo, liebre, o en competiciones de tiro al plato. Las escopetas utilizadas en la caza mayor o destinadas a usos de policía o propósitos militares emplean cartuchos con una única posta de punta cónica (cartucho Brenneke) o con perdigones de mayor tamaño.

Las escopetas, en combate, al disparar proyectiles múltiples, es decir, una "nube" de perdigones a la vez con cada disparo, permiten acertar con facilidad a corta distancia, aunque sea con parte de los perdigones, siendo un impacto de lleno, demoledor. 

El poder de detención de un disparo a corta distancia es enorme. Al ir "abriéndose" la nube de perdigones se puede acertar a más de un blanco a la vez, si están juntos, a dos a unos 15 m y a 3 a unos 35 m. La dispersión de los perdigones, y la rápida pérdida de velocidad, hacen que pierda eficacia rápidamente a más de 50 mts.


A diferencia de otras armas, el calibre de la munición de una escopeta normalmente no se mide en milímetros o centésimas/milésimas de pulgada. Se usa un sistema de pesos, de tal forma que el número refleja la cantidad de esferas iguales que pueden obtenerse con una libra de plomo, y cuyo diámetro coincide con el interior del cañón. Como es lógico, a menor número, más grande es el calibre.


Por ejemplo, un calibre 20 significa que de una libra de plomo se pueden hacer 20 esferas, mientras que de un calibre 10 solo puedes sacar 10, por lo que el 10 es el doble de grande que el 20. Naturalmente, el tamaño de los perdigones que se cargan en el cartucho nada tiene que ver con el calibre. El calibre más común para caza y combate es el 12, siendo el 20 y el 10 otros bastante usados. También existen otros calibres, pero son minoritarios. Aunque al paso del tiempo se puso de moda el cal.16 utilizado en caza menor.


Hasta la primera mitad del siglo XIX se utilizaba el término escopeta para referirse a las armas para caza de pájaros o aves.

El disparo de una carga de perdigones en la caza menor ya se mencionaba en las leyes inglesas  en 1549, pero este tipo de armas no alcanzaron su expansión hasta los albores del siglo XVII. Hasta el final del siglo XVII, la mayoría de las escopetas tenían un único cañón. Algunas mejoras en la ignición permitieron reducir la longitud y el peso de estas armas, lo que hizo posible la fabricación de armas de dos cañones (uno al lado del otro), y popularizó la caza de aves en vuelo.

Como consecuencia de los avances en la fabricación de todo tipo de armas hasta la mitad del siglo XIX, las escopetas sufrieron algunas mejoras. En este periodo se perfeccionó el cañón agolletado, que hace que la boca del cañón sea más estrecha, de forma que los perdigones se mantienen más juntos en distancias largas. Más adelante se redujo la longitud del cañón hasta las magnitudes habituales de nuestros días, de 5 a 8 dm.


En 1880 aparecieron las escopetas de repetición de un solo cañón, pero se popularizaron con lentitud. Sin embargo, hoy constituyen la mayoría de las escopetas comercializadas. Entre éstas está la Maverick 88. Además de las escopetas tradicionales de un cañón o de dos cañones yuxtapuestos, que no han cambiado en el siglo XX, existen también las escopetas semiautomáticas y de corredera.


También en el siglo XIX se usaba el trabuco español, que era un arma de fuego con la boca acampanada y de gran calibre, de uso civil, que se hizo famoso por ser asociado primero con los guerrilleros de la Guerra de Independencia y posteriormente al bandolerismo.


En el curso de Heridas por Armas de Fuego, se describirán los diferentes tipos de escopetas y los calibres de municiones, así como los diferentes efectos que estas producen según la distancia, tipo de arma, etc.




Aunque en el curso inicialmente se hará un repaso de la Anatomía, Fisiología y Neuroanatomía Humana se sugiere a los participantes repasar aspectos sobre estos puntos para una mejor comprensión y análisis de los posibles daños y secuelas que las heridas pudiesen causar y la forma correcta de atender estos casos según la gravedad.


Para mayor información comunicarse por el (0241) 871-96-56   ó  Cel. 0416-735.36.21, SE AGRADECE NO ENVIAR MENSAJES



ARAÑA BANANERA




La araña bananera (Phoneutria nigriventer) es una especie  de araña araneomorfa  de la  famlia Ctenidae, para algunos estudiosos es una de las arañas más tóxica del mundo; es una gran araña errante de aspecto imponente y comportamiento agresivo. 

Su tamaño (ocupa toda la palma de una mano), sus largos colmillos de color rojizo pardo, dos ojos grandes frontales y dos a cada lado menores sumado a sus patas algo gruesas y peludas, hacen que esta araña (que es muy veloz) sea muy temida en los barcos bananeros, las plantaciones, los puertos tropicales y gracias a esta capacidad nómada hace que aparezca en lugares inesperados del orbe.

La especie más tóxica es Phoneutria phera, que vive sólo en las selvas entre Perú  y Brasil, sin embargo es Phoneutria nigriventer es la que causa más accidentes por sus hábitos sinantrópicos (El término sinantropía se utiliza en biología  para designar la capacidad de algunas especies de flora y fauna para habitar en ecosistemas urbanos o antropizados, adaptándose a las condiciones ambientales creadas o modificadas como resultado de la actividad humana). Esta última vive en los plantíos de plátano, por lo que cuando los recolectores hacen su trabajo pueden ser atacados por esta agresiva inquilina. 

Es tan venenosa que la cantidad de veneno de P. nigriventer requerido para matar a un ratón de 20 gramos es de solo 6 μg por vía intravenosa y de 134 μg por vía subcutánea, comparado con 110 μg y 200 μg respectivamente de Latrodectus mactans.

Se le encuentra en Brasil, norte de Argentina y Uruguay, país, éste último, donde fue introducida.

Efectos del veneno

-Pérdida del control muscular
-Dolor intenso
-Dificultad para respirar y si su víctima no es tratada con el anti-veneno, puede provocar la muerte paro respiratorio; en general, en los seres humanos, su veneno tarda de 2 a 12 horas en provocar dicho efecto.

-También se ve un efecto secundario muy poco común que afecta a los hombres el cual consiste en provocar erecciones de hasta cuatro horas, que son provocadas por la toxina Tx2-6 que se encuentra en el veneno de esta araña. Gracias a este descubrimiento, científicos brasileños esperan fabricar medicamentos a partir de esta toxina para ayudar a los hombres que sufran de disfunción eréctil.

Fuente:

-Estudios de medicina animal, Dr. Amadeus Da Silva, Sao Paulo-Brasil  año 2012. Revista científica para las Américas edición N° 2 en español.


-Wikipedia




B.  R.  E.  A.



viernes, 14 de noviembre de 2014

NOTICIAS B.R.E.A. : ESCOLOPENDRA


Fuente: Diario Notitarde, viernes 14 de noviembre 2014


Anaco, noviembre 13 (Diario El Tiempo).- Un niño de 4 años de edad murió la tarde de este miércoles después de ser picado por una rara especie de ciempiés gigante, en una zona rural de la parroquia San Joaquín, municipio Anaco del estado Anzoátegui.

La madre del pequeño esperaba los restos de su hijo en las afueras de la morgue del hospital Luis Alberto Rojas de Cantaura. Visiblemente afectada relató que el menor estaba a cargo de su papá y vivía con sus dos hermanitos de 6 y 7 años.

La progenitora de 27 años contó que el padre de los tres niños es propietario de un vivero ubicado en la calle Bolívar de la parroquia antes mencionada.

Al parecer, el infante se encontraba en compañía de su papá, quien recogía abono para ser empaquetado y vendido al público. Mientras estaba en esa tarea, cerca del pequeño había una lata de refresco abierta y en el interior estaba una Escolopendra, una especie de ciempiés gigante de enormes ganchos en las patas.

Presuntamente el niño intentó beber del envase cuando fue atacado en cuestión de segundos por el agresivo insecto.

Inmediatamente fue trasladado al ambulatorio rural de la parroquia, donde recibió los primeros auxilios por parte del médico del pueblo. Básicamente, aplicación de suero vía endovenosa para ayudar a la eliminación de la toxina o veneno del animal, del cual se pensó inicialmente que era un tipo de alacrán.

Los familiares mataron el espécimen y lo llevaron también con la esperanza de que eso ayudaría en el suministro del tratamiento. Pero la condición del infante empeoró muy rápidamente y tuvo que ser trasladado al Hospital Luis Alberto Rojas de Cantaura, donde falleció a los pocos minutos de su ingreso.

Tanto la familia del pequeño como el personal del ambulatorio de San Joaquín y del hospital quedaron impactados por el terrible desenlace. Nadie nunca se había imaginado, ni en sus peores pesadillas, que ese bicho tan raro hubiera resultado mortal.

En el sitio el equipo de El Tiempo logró tomarle una foto al insecto. Estaba partido en tres, pues el padre con el desespero intentó varias veces darle muerte al animal, que tiene un caparazón duro. 

Esta gráfica permitió a dos especialistas de la Escuela de Ciencias de la Salud de la UDO, núcleo de Anzoátegui, corroborar que se trataba de una Escolopendra (su nombre científico es Scolopendra gigantea), un tipo de ciempiés gigante.

Tanto el doctor Leonardo De Sousa como el Dr. Stefano Bónoli, ambos investigadores del Centro de Investigaciones Tecnológicas de Oriente (Cito) y quienes llevan tres décadas estudiando y publicando trabajos científicos sobre venenos de escorpiones, avispas, hormigas, culebras y otros animales, dentro y fuera del país, aseguraron que nunca antes se había reportado la muerte de una persona por Escolopendra en Venezuela.

Agregó que estos bichos no son fáciles de observar, pues son huidizos y rápidos. Refirió que estos ciempiés gigantes prefieren los sitios húmedos y calientes (como la tierra o el abono).